20.03.05

NOTAS DE INTERÉS

 

CORTE SUPREMA

 

El retiro de confianza de una trabajadora embarazada no supone despido nulo

En la sentencia de Casación N° 14758-2017-Lambayeque, la Corte Suprema evalúa si corresponde disponer la reposición de una trabajadora al cargo de Jefe de Unidad de Almacenes, al haber sido despedida estando en periodo de gestación, y otorgar la correspondiente indemnización por el despido nulo sufrido. Así, la Corte analizó si se había incurrido en infracción normativa tipificada en el inciso e) del artículo 29° del D.S. N° 3-97-TR, que aprueba el TUO del Dec. Leg. N° 728, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 30367.

En el caso específico, una trabajadora solicitó se declare nulo el despido del que fue víctima, toda vez que responde a su estado de gestación, ya que al haber comunicado dicha situación fue despedida.

En primera instancia se declaró infundada la demanda, pues la trabajadora ingresó a laborar a un cargo de confianza, no configurándose la causal de despido alegada. La Sala confirmó la sentencia, debido a que la demandante no aportó los medios probatorios que permitan extraer indicios relativos a que la decisión del empleador de retirarle la confianza tuviera por motivación su estado de gestación.

Para la Corte Suprema, los trabajadores de confianza no cuentan con estabilidad laboral, a diferencia de los trabajadores “ordinario” que sí gozan de estabilidad en el trabajo; en ese sentido, la Corte indicó que la trabajadora, quien ocupó cargo de confianza desde el inicio de su contratación, no sufrió un despido nulo ya que el retiro de confianza es una situación especial de desvinculación del trabajador.

Específicamente, la Corte Suprema declaró lo siguiente: “Sétimo: (…) los trabajadores que asumen un cargo de confianza, están supeditados a la “confianza” de su empleador, por lo que, el retiro de la misma constituye una situación especial que extingue el contrato de trabajo al ser de naturaleza subjetiva a diferencia de los despidos por causa grave que son de carácter objetivo (…) se aprecia que la demandante siempre se desempeñó en el cargo de confianza  (…) no pudiendo su calidad de embarazada convertirla en trabajadora permanente, por lo que, la pérdida de confianza no acarrea la nulidad del despido”.

 

TRIBUNAL FISCAL

 

Legitimidad para solicitar devolución de pagos indebidos por el Impuesto a la Renta de sujetos no domiciliados

RTF N° 8442-5-2017 / 22.09.2017

La recurrente sostuvo que erróneamente asumió que las operaciones a que se refiere el contrato celebrado con una empresa residente en Canadá se encontraban gravadas con el IR en el Perú, por lo que en virtud de lo establecido en el artículo 76° de la Ley del Impuesto a la Renta (LIR) procedió a abonar al fisco los importes equivalentes a las retenciones correspondientes. No obstante, considera que tales operaciones se enmarcan en lo señalado en el artículo 7° del CDI Perú – Canadá, por lo que las rentas obtenidas por dicha empresa solo debían tributar en Canadá. En consecuencia, tales importes pagados devienen en indebidos, por lo que solicitó devolución. 

El Tribunal Fiscal señaló que todo contribuyente que haya abonado al fisco una suma que por ley no le corresponda tiene el derecho a solicitar su devolución, aunque quien haya realizado efectivamente el pago haya sido el agente de retención, ya que aquel es el titular del derecho de crédito derivado del pago indebido. Asimismo, precisó que si bien el artículo 42° del Reglamento de la LIR establece un mecanismo para que en ciertas situaciones el agente de retención reemplace al contribuyente en sus gestiones ante la Administración Tributaria autorizándole incluso a realizar compensaciones, ello no enerva lo antes indicado.

Señaló que aun cuando la recurrente hubiera abonado al fisco los montos equivalentes a las retenciones del Impuesto a la Renta (IR) de sujetos no domiciliados (que le correspondía pagar a la empresa canadiense), ello constituiría un pago por terceros, previsto en el artículo 30° del Código Tributario (CT), lo que le generaría un crédito frente al contribuyente no domiciliado, de naturaleza privada y en ningún caso frente a la Administración Tributaria.

Agregó que según el artículo 26° del CT, es ineficaz frente a la Administración Tributaria el acuerdo que hubiera podido tener la recurrente con el contribuyente no domiciliado en el sentido de asumir el IR que le correspondía pagar a este, por cuanto la LIR le atribuye al sujeto no domiciliado, y no a la recurrente, la condición de contribuyente por la obtención de rentas de fuente extranjera.

Concluyó que la recurrente carece de legitimidad para solicitar la devolución de los pagos indebidos efectuados por el IR de sujeto no domiciliado, por cuanto las solicitudes debieron ser formuladas por la empresa canadiense, pues en su calidad de contribuyente, sería el titular del crédito en caso tales pagos sean indebidos.


Cotización de oferta y demanda tipo de cambio promedio ponderado publicado el día 04.03.2020

MONEDA

COMPRA

VENTA

Dólar de N.A.

S/    3,420

S/   3,425

Euro

S/   3,793

S/   3,830







Fuente: SBS.

Atentamente,
 AELE