19.09.03

NOTAS DE INTERÉS
 
CORTE SUPREMA
 
Despido por incumplimiento de las obligaciones de trabajo a causa de la ingesta de alcohol dentro de la jornada laboral
Mediante la sentencia de Casación N° 15001-2018-Cusco, emitida el 13 agosto de 2019, la Corte Suprema analizó si procede la reposición por despido fraudulento contra un trabajador que se desempeñó como despachador de vuelo estaciones, quien ingirió licor durante su horario de trabajo. Asimismo, evaluó si se afectó el derecho de motivación al aplicar criterios de razonabilidad y proporcionalidad del despido arbitrario para evaluar el despido fraudulento invocado.
Al respecto la Corte precisó que, de los medios de pruebas actuados en el proceso, entre otros, la carta de descargo del trabajador y el video aportado por la empleadora, se acreditó que el trabajador, junto con otros ejecutivos, durante su jornada laboral se reunió en la sala de briefing, ambiente ubicado al interior del centro de trabajo, en la cual brindó y bailó, permaneciendo allí hasta las 04.40 de la mañana del día siguiente, apreciándose al actor, conforme los videos aportados, que no tenía equilibrio al momento de desplazarse por el hall del counter producto de la ingesta de alcohol. En ese sentido, y teniendo presente que en la audiencia única, el trabajador reconoció que permaneció en la reunión, bebió un par de copas de alcohol dentro de su turno de trabajo, la Corte concluyó que no se incurrió en despido fraudulento, sino en un despido por causa justa y objetivamente comprobada, esto es, comisión de falta grave previsto en el inciso a) del artículo 25° del D. S. N° 3-97-TR, por haber incumplido sus obligaciones de trabajo e inobservar el Reglamento Interno de Trabajo.
Específicamente, la Corte Suprema estableció lo siguiente: “Décimo primero: (…) esta Sala Suprema considera que se ha acreditado que las imputaciones no resultan imaginarias o inexistentes, conforme ha sido planteado por el actor (…) al sostener que los hechos que se le atribuyen son falsos e imaginarios, lo cual ha sido válidamente desvirtuado en el presente proceso. Décimo segundo: (…) las instancias de mérito han empleado de forma suficiente los fundamentos que le han servido de base para desamparar en dos instancias la demanda, respetando el derecho al debido proceso y la tutela jurisdiccional efectiva de las partes, cumpliendo con el deber de motivación de las resoluciones judiciales, al contener una argumentación (..) correcta y completa (…) no configurándose la infracción normativa (…) denunciada (…). Por tanto, no se evidencia la infracción normativa al inciso 3) del artículo 139° de la Constitución Política del Perú, por lo que, dicha causal debe ser declarada infundada”.
 
TRIBUNAL FISCAL
 
IMPUESTO GENERAL A LAS VENTAS: Servicios que califican como contratos de construcción
RTF N° 344-2-2017 / 13.01.2017
La Administración Tributaria efec­tuó reparos por operaciones ano­tadas como ventas no gravadas que corresponden a contratos de construcción gravados con el IGV. Precisa que calificó como contratos de construcción a los Contratos de Gestión, Administración y Ejecución de Obra – Modalidad de Construcción en Sitio Propio (CSP) o Mejoramiento de Vivienda (MV), celebrados con los beneficiarios del Fondo Mivivienda, debido a que el objeto de dichos contratos no fue la prestación de un servicio de administración y gestión de obra, como se denominó en los referidos contratos, sino que impli­caban la realización del servicio de construcción.
El contribuyente sostiene que no ha prestado servicios de construc­ción a favor de los beneficiarios de los programas de vivienda, sino que el único servicio prestado fue el de administración del proceso de cons­trucción a cambio de una retribución. Agrega que en cada caso el propie­tario del inmueble no es la empresa constructora sino el beneficiario, por lo que no existió transferencia de propiedad. Considera que se obligó a gestionar, administrar y ejecutar por encargo y a nombre del Jefe de Fa­milia, las compras de los materiales, el pago de la mano de obra especia­lizada y no especializada, el pago del alquiler de los equipos, maquinaria, herramientas y vehículos, edificación y cualquier otro pago pertinente para la ejecución de la obra.
El Tribunal Fiscal (TF) advierte que el contribu­yente tenía a su cargo, no solo la gestión y administración de una obra que un tercero ejecutaría, sino que formaba parte de sus prestaciones la ejecución de la obra misma a favor de beneficiarios del Bono Familiar Habitacional en la Modalidad de Construcción en Sitio Propio, verifi­cándose que para cumplir con dicha prestación tenía que adquirir diver­sos materiales necesarios, alquilar los equipos y maquinarias, contratar el personal requerido (mano de obra especializada y no especializada) y realizar cualquier otro pago per­tinente a la ejecución de la obra, habiéndose pactado que el contribu­yente era responsable por la calidad de los materiales adquiridos y que las obras se ejecutarían de confor­midad con los planos y la memoria descriptiva, obligándose a adoptar las disposiciones y precauciones necesarias para evitar accidentes de los obreros, daños a las obras y a las personas o propiedades vecinas.
Añadió que el monto de que iba a recibir por todo concepto era de S/ 17 640, su contraprestación por el total de la obra culminada, incluido materiales y servicios, lo que no se ha enervado por el hecho que se hubiera señalado que la compra de los materiales, alquiler de equipos y maquinarias, contratación de personal requerido y realización de cualquier otro pago pertinente a la ejecución de obra, se hacía por en­cargo y a nombre del Jefe de Familia, dado que ello no se condice con el resto de obligaciones asumidas por el contrato, ni con la forma como este se ha ejecutado.
En esa línea, el TF señala que, teniendo en cuenta que el contribu­yente mediante los contratos tenía a su cargo la gestión, administración y ejecución de la obra, la actividad que desarrolló en virtud de aquellos, no consistió en la sola dirección de obras de construcción (gestión y administración), sino que aquella desarrolló todas las prestaciones propias del servicio de construcción, más aún si de acuerdo a la informa­ción consignada en su Comprobante de Información Registrada su acti­vidad económica corresponde a la construcción de edificios completos. Por ello concluye que los contratos calificaban como contratos de cons­trucción y, por tanto, constituían supuestos gravados con el IGV. 

Cotización de oferta y demanda tipo de cambio promedio ponderado publicado el día 02.09.2019

MONEDA

COMPRA

VENTA

Dólar de N.A.

S/   3,396

S/   3,405

Euro

S/   3,561

S/   3,883








Fuente: SBS.

Atentamente,

 AELE